Avelino Sala ha trabajado en los dos últimos años en una serie principalmente fotográfica en la que, de algún modo, cataloga en diferentes localizaciones la representación del poder imperial por medio de uno de sus símbolos más queridos: el águila. En esta exposición han sido incluidos dos ejemplos en diferentes localizaciones que hablan de cómo lo propio se repite en lo ajeno, o bien, de cómo lo propio participa o ha sido construido por lo ajeno.
PROYECTO A
2008