No soy un animal, soy un ser humano, soy….un hombre!

Estas famosas palabras de Joseph Merrick hablan de la distancia entre nuestros ideales sobre la tolerancia y las tropas xenófobas que generan limites culturales.
Merrick fue un freaky Victoriano al que rescato de la pobreza el doctor Frederick Treves y trato en el Hospital WhiteChapel. Este icono de una zona tan particular de Londres inspira a Avelino Sala para reflexionar sobre la geografía psicológica del East End y de cómo la emigración y la mezcla define el icono de un nuevo hombre elefante, compuesto de un puzzle de razas, un collage de culturas y una mezcla de tradiciones que coexisten en esta particular zona de la ciudad.
Sala fotografía gente del barrio de hasta 23 nacionalidades diferentes y con este collage de razas genera un nuevo hombre elefante.

Un homenaje a la hibridación, a la mezcla, el lugar donde nos conduce el futuro.

En agradecimiento, esa imagen vuelve a las calles, en forma de Stencil, y genera una realidad del medio nueva, intrigante.

PROTEUS PROJECT
2009