Analizar la historia a partir de un elemento concreto. Reconstruir el pasado desde la objetividad del detalle. La memoria reconstruida a partir de un acontecimiento disgregado en imágenes: A través de la arquitectura llegamos al conocimiento, a la memoria. Es la idea benjaminiana del Stand Still, La búsqueda mediante preguntas (visuales) sobre temas concretos que atañen a la sociedad actual. En este sentido las imágenes dialécticas al estilo de Benjamín son definidas por su índice o marca históricos que las remite a la actualidad. La teoría benjaminiana no contempla ni esencias ni objetos, solo imágenes. Pero lo decisivo en Benjamín es que estas imágenes se definen a través de un movimiento dialéctico que es captado en el momento de su suspensión (Standstill).
Esa imagen es dialéctica en el momento de su suspensión, no indica simplemente una detención, sino un umbral concreto entre la inmovilidad y el movimiento. A través de la sentencia CUI PRODEST? Avelino Sala intenta darle una vuelta al concepto de la recuperación de la memoria a través de las imágenes que por un lado devienen en realidad y por otro cuestionan la cultura desde la base y el discurso cultural generado desde diversos ámbitos.

Qui Prodest? ¿Quién se beneficia? Es la segunda frase latina que Sala utiliza en el proyecto, este termino jurídico hace referencia a lo esclarecedor que puede resultar en muchos casos, a la hora de determinar la autoría de un acto que permanece desconocida , el preguntarse por, y llegar a determinar, quiénes se habrían de beneficiar con sus resultados de un acto concreto.

El conocimiento por un lado de las cosas y sus beneficios conforman el imaginario textual de Sala que nos coloca en primera linea de conflicto, la del arte contemporáneo como agitador social, arte para la gente, conformado por ellos mismos.
CUI PRODEST?
2013