EL MAPA NO ES EL TERRITORIO
2016
La frase de Alfred Korzybski (en la que luego se inspiraría Houllebec para su novela) titula esta serie de billetes de oro “manchados” por una resina que a primera vista parecen casuales. Esos mapas imaginarios sobre un mar de oro no son otra cosas que representaciones lujosas y sucias de un mundo que a través del dinero conforma sus fronteras. El mapa es horizontal, el territorio no. Los muros crecen y decrecen en relación a los intereses económicos de los estados nación o los estados supranacionales. Al final del día estas cartografías imaginarias no dejan de ser una representación del dinero negro, del dinero sucio de petroleo, de sangre o de tantas otras substancias que han generado tantas victimas en un contexto global en el que lo que importa sencillamente es el dinero.