En este proyecto Sala enfoca su trabajo en el concepto de la resistencia de la espera como ejercicio vital, nos emplaza en una especie de nihilismo activo, en un pesimismo de la fuerza que apuesta por un esperar a pesar de todo. Sólo aquel que ha encontrado ya rastros de lo que espera puede mantenerse en ese tiempo dilatado, únicamente los que han forjado un carácter a prueba de decepciones soportan que lo sublime sea que ocurra “algo” y no más bien la nada. La metáfora del surf, (deporte que el artista practica) es en este caso una espera tan metafórica como nómada.

Sus acciones de esperar la ola que sencillamente, no va a llegar, han podido verse, en fuentes como las de Roma o Madrid, o en espacios tan significativos como el Gran Canal de Venecia, dentro de uno de los proyectos paralelos de la Bienal.

Extracto texto catálogo La Espera.
Fernando Castro Flórez.

LA ESPERA
2004-2006