El drama es una situación tan natural que de repente aparece cuando menos lo esperamos, es el caso del hundimiento de las ideologías, la caída de los muros, el derrocamiento de los ídolos o el desfondamiento ético. Sala presenta una reflexión acerca de la aparente escisión entre el arte y el diseño, para hablar del lugar donde podemos distinguirlos, entre los objetos que poseen una utilidad –en este caso, la práctica del surf- y los que son artificialmente inútiles –una tabla que se va a hundir con seguridad-, pero que van a conducir a una experiencia del hundimiento del pensar. Si Nietzsche distinguía entre lo pesado de aferrarse a las tablas viejas o nuevas y la ingravidez propia del vuelo a través del vacío, Sala reflexiona entre la espera y el drama de una marca registrada que se hace pública. La noche como anuncio de un infierno próximo donde adentrarse, un drama y una comedia que anuncia la entrada en otro lugar dantesco: lasciate ogni esperanza, voi ch’entrate.

Extracto texto catálogo Drama, Galeria Raquel Ponce.
José Luis Corazón Ardura

DRAMA
2005-2006